Visibilizando a nuestra Amazonía y sus habitantes

Por: Jorge Arboccó
Antropólogo, Director de Paz y Esperanza San Martín

 

Los pueblos amazónicos son parte integral de la economía de la economía peruana, en sus territorios se produce la mayor cantidad de agua del país, es la fuente de mayor biodiversidad en el mundo y un lugar primordial para la producción de alimentos y medicinas naturales.

En los últimos meses, los pueblos indígenas de Loreto y Junín vienen protestando frente al Estado, su demanda, mayor respeto a sus territorios y vidas. Nuestros hermanos, ciudadanos de la Amazonía Andina Peruana, quieren que paren los procesos de más de 40 años de contaminación de los ríos que les sirven para vivir (1). De estos ríos, miles de familias peruanas consumen pescados, utilizan esta misma agua para beber y parte de estas aguas riegan alimentos que todos consumimos a nivel nacional.

Hoy, muchos de estos ríos están contaminados con residuos petroleros, mineros y residuos de una agricultura de monocultivo que privilegia el uso de pesticidas y abonos artificiales. Desde hace unos meses, el Estado viene promulgando una serie de normas que popularmente se han llamado, los paquetazos ambientales (2). Estos, no son sino, normas para flexibilizar la fiscalización y monitoreo ambiental, lo que viene empeorando los conflictos a nivel nacional en torno a temas ambientales. Esto pues, los ciudadanos están cansados de que empresas vengan desde afuera de sus localidades, contaminen, se enriquezcan, monopolicen grandes cantidades de tierras y generen mucho menos puestos de trabajo de los que genera la agricultura u otras formas económicas que urgen de apoyo del Estado, mucho más que a estas empresas que llevan buena parte de sus capitales fuera de las zonas donde extraen nuestras materias primas.

El Estado, cada vez más contemplativo en el marco de la Ley 30230 y el Reglamento de Régimen de Incentivos (RRI), motiva que el Organismo de Evaluación y Control Ambiental (OEFA) del Ministerio del Ambiente, antes de sancionar, “incentive” a estas empresas a no contaminar por medio de bonos. Esto nos lleva a preguntarnos si realmente el Estado es un ente que promueve el bienestar de todos los ciudadanos o sobre todo, de algunos.

La Amazonía durante siglos, ha terminado siendo la zona del territorio peruano más alejada del país y al mismo tiempo, la más invisibilizada en cuanto a sus problemas, siendo en la actualidad, la zona del país que podría representar mayores potencialidades. La Amazonía ocupa el 74% del territorio Nacional, las principales cuencas y reservas naturales que proveen de oxígeno y tantos otros recursos naturales están en ella.

El Perú tiene un compromiso a nivel internacional para conservar 54 millones de hectáreas de Bosques para hacer frente al cambio climático (3). Bajo estos procesos de promoción de malas prácticas de inversión donde, se concesionan zonas de bosques, territorios indígenas y hasta zonas cercanas a cabeceras de cuenca, nunca llegaremos a conservar estos bosques sino, a seguir contaminándolos y generando prejuicios a millones de ciudadanos peruanos de nuestra Amazonía, lo cual, de una u otra manera, afectará y afecta a la fecha a todos los peruanos.

(1) Mayor información en: http://derechoshumanos.pe/2015/01/solucion-a-43-anos-de-explotacion-petrolera/

(2) Mayor información: http://www.larepublica.pe/02-07-2014/paquetazo-socava-competencias-ambientales-de-las-regiones

(3) Fuente: http://www.caribbeannewsdigital.com/noticia/per%C3%BA-se-compromete-conservar-54-millones-de-hect%C3%A1reas-de-bosques-con-apoyo-internacional